Datos personales

Mi foto
PRADO, Montevideo, Uruguay
SOY DE LOS QUE PIENSAN QUE ESCRIBEN

viernes, 15 de febrero de 2008

Viento

El viento me despertaba todas las mañanas con la intención de decirme algo, - no estoy loco-, simplemente cualquiera de nosotros puede escuchar las voces del viento. Así cada mañana me levantaba, me hacía el desayuno, miraba por la ventana de la cocina los árboles enfrentar al susodicho viento. Las voces del viento son las señales de tormenta, la brisa que en primavera añora una compañía, en invierno fortalece el carácter de los trabajadores, y en verano nos da una mano suave para la piel del playero desprevenido.
Pero en mi casa yo tenía una en especial, la brisa matinal era la mera voz de un amor perdido, una mujer hermosa, una joven esperando ser conocida, en fin, quien duda de esto, es porque no quiere escuchar su propio viento.

2 comentarios:

noentiendoaltiempo dijo...

....t podes volar muy alto y si deja d soplar t podes reventar contra la realidad....digo contra la pared....
hay q seguir soplando....

quien duda de mi, es porque no quiere escuchar a su viento.
eso si k no lo entendi

cecilia dijo...

nachin... mientras vos mirás la tele y tarareás aburrido pelotudeces porque no hay mejor programa que tinelli, yo de callada leo tu blog.

Esta es una de las mejores historias que tenés... porque es la más sincera... las otras, que me encantan, son ficciones más alejadas. Me encanta... cada día escribís melhor querido... espero lo sigas haciendo.

chechi.