Datos personales

Mi foto
PRADO, Montevideo, Uruguay
SOY DE LOS QUE PIENSAN QUE ESCRIBEN

lunes, 4 de agosto de 2008

LUÍS EL GRANDE

El rey ha desaparecido – gritó el cuidador del portón mayor del reino. Y la gente empezó a murmurar y pasar la noticia, un poco desconfiados y atónitos, era jueves así que el pueblo estaba en pleno preparativo festivo, esto cambió la pisada.
La nobleza se reunía esperando explicaciones, la burguesía esperaba en sus mansiones pensando en su futuro, los juglares dejaron de cantar, y el pueblo estaba impaciente por saber la noticia real.
Luego de largas horas de difamaciones e historias agrandadas como bola de nieve, los plebeyos pegaban un panfleto en las paredes del reino, todos aglomerados intentando leer cual era el fin del querido rey. El panfleto decía claramente – “Nuestro querido rey Luís XVIII de Burbón, ha desaparecido del castillo desde ayer a la noche y se ofrece una recompensa en oro a quien lo vea, agradecemos su calma y la solución se conocerá a la brevedad, gracias el príncipe Luís VXIX hijo de Burbón.
La plaza nunca estuvo tan poblada de personajes varios, las mujeres lloraban, los hombres preparaban sus cuerpos para trabajar el triple, el clero rezaba y no dejaba de mirar al cielo, luego de minutos de silencio, y todos mirando a la pared mayor, la escalera que da a la puerta del castillo de Luís. 1 hora, 2, 3 y por fin alguien parece apiadarse de la tristeza del pueblo y aparece al trote… y de repente grita “PICAAAAAA POR TODOS LOS COMPAAAA"- se ríe mirando al público presente. Y la gente vuelve insultando a sus casas.

3 comentarios:

noentiendoaltiempo dijo...

m gusto este jajaj....

noentiendoaltiempo dijo...

q grande luis...tipico d el

chechalisboa@gmail.com dijo...

muy bueno hermaniten... como siempre...

una anotación: siempre me quedo esperando más.