Datos personales

Mi foto
PRADO, Montevideo, Uruguay
SOY DE LOS QUE PIENSAN QUE ESCRIBEN

lunes, 26 de mayo de 2008

Las 4 horas más largas del mundo

Mirándose entre sí estaban Julia y Martín, como era domingo no había mucho por hacer, diez minutos antes Martín estaba preocupado por llegar tarde al encuentro con Julia, lo que hizo que apresurara sus pasos y llegara al encuentro con su cara un poco transpirada. Ella mientras tanto siempre llegaba temprano a todos lados, esa tarde justamente no, llegó minutos después que él, y con su cabeza mirando el piso.
Martín le dio un abrazo tímido, y mirándola a los ojos le dijo: “Sos la mejor persona que conocí en mi vida”, Julia lo miró seria y lagrimeó un poco, se sentó y le pidió que se sentara junto a ella… Horas pasaron y no hubo mucha comunicación, sólo sonido ambiente y narices húmedas aspirando cada llanto. Martín por fin dijo algo…”En serio, sos la mejor persona que conocí, no puedo perderte”, Julia volvió a mirarlo lo abrazó y le dijo…”Vos también fuiste muy importante para mi”, bastó un segundo para que Martín se recuperara de el uso de pasado en la frase de Julia, “¿Fuiste?” resonaba en la cabeza de Martín, mientras la miraba subirse a su auto helado de vergüenza, empañado de frivolidad. Cuarto horas, largas horas de recuperación, hasta que por fin, por fin Martín se levanto y caminó hasta su casa… donde tenía en cada milímetro de su vida un recuerdo de Julia…

3 comentarios:

cecilia dijo...

muy bueno nachín, muy sentido.

Santido dijo...

hay lágrimas en ese teclado... arriba nacho, DEMUESTRE!!!

alvaro dijo...

MEDIO AUTOBIOGRAFICO??

BUEN DESAHOGO....

SIMPLE Y TRISTE...

LO NEGATIVO.. DEMASIADO ADJETIVADO
("EMPAÑADO DE FRIVOLIDAD" NO ME CIERRA)